Tras la Evaluación Ecocert 26000, Pierre Fabre anuncia objetivos ambiciosos para 2025 en materia de desarrollo sostenible

5 de diciembre de 2019

El Grupo Pierre Fabre acaba de ser reconocido con la etiqueta ECOCERT 26000. Ya en su primera evaluación, ha alcanzado el nivel de excelencia, con una nota del 77%. Un logro inaudito en una empresa internacional de esta magnitud, y también en el sector cosmético/farmacéutico. Pero ante todo, una evidencia clara del compromiso de un Grupo que, desde sus comienzos, ha situado a la naturaleza y el ser humano en el centro de sus prioridades. En un momento en que el calentamiento global por fin está provocando el despertar de las conciencias, Pierre Fabre demuestra que mira hacia el futuro y hace mucho tiempo que piensa en las generaciones venideras. Conversamos con Florence Guillaume, directora de Green Mission Pierre Fabre, la entidad encargada de la política de Naturalidad y RSC del Grupo.


¿Puede explicarnos algo más acerca de este reconocimiento ECOCERT 26000 y lo que representa para el Grupo?

¡Para nosotros es una consecuencia lógica! El Grupo Pierre Fabre siempre ha situado el respeto de la naturaleza, la biodiversidad y el ser humano en el centro mismo de sus prioridades. Estamos muy orgullosos de haber logrado este gran éxito colectivo, con la obtención del nivel de excelencia. Es plenamente coherente con nuestra historia y la visión auténtica de nuestro fundador, Pierre Fabre. Un auténtico precursor en la materia, que ya en la década de 1960 había entendido la importancia de proteger la naturaleza y la biodiversidad. Nosotros capitalizamos el pasado abriéndonos al futuro con conciencia y respeto hacia las personas, los consumidores y los pacientes.


¿Por qué este certificado en concreto?

Desde 2012, ostentamos el certificado AFAQ 26000. En esta ocasión decidimos emprender la aventura de ECOCERT 26000 con objeto de afrontar un nuevo reto. La supervisión de un organismo externo, reconocido por su independencia y su experiencia, es importante para los consumidores que hoy no saben a quién creer. Es una auditoría exigente, que somete a examen todas las funciones de la empresa, desde la Dirección General hasta Recursos Humanos, pasando por I+D, marketing e industria. Abarca 7 temas: gobernanza, derechos humanos, relaciones y condiciones laborales, medio ambiente, prácticas leales, clientes y usuarios, comunidad y desarrollo local.

¿Cómo afecta esta evaluación a los empleados del Grupo Pierre Fabre?

En este momento, este reconocimiento tiene una gran incidencia en los empleados dado que da sentido a nuestro trabajo, en línea con nuestra misión de cuidar de las personas en su globalidad y diversidad. La auditoría de Ecocert ha movilizado a mucha gente: en total han intervenido 135 colaboradores, entre ellos 50 empleados seleccionados al azar, en 5 países durante 18 días. Un gran éxito, de carácter federativo para todos. Además, resuena perfectamente con las expectativas de las personas y los acontecimientos de la actualidad, como bien demuestra el reciente manifiesto estudiantil Por un despertar ecológico.


El manifiesto estudiantil Por un despertar ecológico es una iniciativa positiva y necesaria. ¡Invitamos a estos jóvenes a sumarse al Grupo Pierre Fabre para actuar!"

A propósito, ¿qué opinión le merece la acción de estos 30.000 estudiantes en pro de una estrategia y una política responsable en nuestra sociedad? ¿Personalmente le dice algo?

¡Por supuesto que sí! Este manifiesto es una iniciativa positiva y necesaria, puesto que las generaciones jóvenes y las que vendrán verán cada vez más el gran impacto del calentamiento global en sus vidas. Por lo tanto, me parece una estrategia de una visión clarividente y por eso debemos mostrarles un gran respeto y estar a la altura de sus expectativas. La ecología es la prioridad de las prioridades. Todos los demás asuntos serán obsoletos si los seres vivos desaparecen de la tierra como consecuencia del cambio climático. ¡Los jóvenes tienen los medios para remover las cosas y producir cambios! Es un acto de verdadera valentía afrontar el desafío que se nos presenta: todos nosotros tenemos algo que aportar, y el cambio ya no puede esperar.

En este sentido, algunos de estos estudiantes también dicen que están dispuestos a "ir a un competidor que pague menos, pero que base su estrategia en el desarrollo sostenible". ¿Qué opina al respecto?

Estoy completamente de acuerdo con esa visión. La urgencia y la prioridad, es la ecología. Hay que actuar, revisar nuestras ambiciones y tener una perspectiva lúcida de la situación. Lo que importa no es acumular ganancias. El sentido y el compromiso son los auténticos motores de nuestras vidas. Es normal que los jóvenes elijan aquellas empresas en que puedan ser útiles con vistas a la preservación del planeta. Están decidiendo sobre su futuro. Invitamos a estos jóvenes a unirse al Grupo Pierre Fabre para seguir actuando.

¿Puede citarnos algunos ejemplos de las acciones del Grupo Pierre Fabre en esta línea?

Acabamos de lanzar una tecnología patentada, Green Native Expression, que hemos tardado 8 años en desarrollar en colaboración con una pyme de la región francesa del Tarn. Permite extraer la savia de las plantas sin emplear ningún disolvente, en un proceso innovador muy natural y ecológico.

¿Y de cara al futuro? ¿Cuáles son los próximos objetivos medioambientales del Grupo?

Aunque el sello ECOCERT 26000 ha puesto de relieve nuestros puntos fuertes, también ha identificado unos elementos de mejora. Este es un instrumento excelente para guiarnos en las hojas de ruta estratégicas. En este punto ya podemos señalar nuestros compromisos:

  • Ecodiseño del 100% de los nuevos productos a partir de este año.
  • Obtención del 80% de los nuevos extractos vegetales de plantas cultivadas mediante agricultura biológica en 2021.
  • Reducción del 30% de las emisiones de CO2 en 2025.
  • Reducción del 25% del consumo de energía en 2025.